No será ni la primera ni la última vez que estés comiendo o realizando una tarea y… ¡Zas!, te cae una mancha en tu camiseta favorita, o en esa sudadera blanca que tan calentita está para los días de frío, y que con esa mancha, que a veces solamente tú la ves, te condena a no querer llevar más esa prenda. Sobre todo si esta mancha no sabes cómo limpiarla, porque por mucho que la metas en la lavadora, no sale… En este artículo te enseñaremos algún truco de limpieza doméstica para hacer desaparecer las manchas que tanto condenan a tu vista y tu confort.

El primer truco de limpieza doméstica que enseñaremos es cómo limpiar una mancha de tomate frito, ya que el tomate frito es una condena para todo el que lo haya sufrido, parece imposible de reparar, pero no, aquí te enseñamos la solución:

Hay dos maneras de realizar la limpieza doméstica de dicha mancha, en la primera técnica interviene la lejía o el cloro, en caso de que tu prenda admita la lejía como fuente de limpieza, la manera más rápida de quitar la mancha es en remojo con un chorrito de lejía en un balde de agua fría. La dejamos lavando diez minutos y ha de ser suficiente para no tener que volver a apartar la mirada de tu prenda por esa horrenda mancha. No olvides realizar un lavado en tu lavadora con tu detergente cotidiano para realizar la finalización del lavado. 

Desinfectar en casa Foto gratis

¿No existe un remedio casero de limpieza doméstica para tu mancha de tomate?

En caso de que tu prenda no admite la lejía, puedes utilizar un quitamanchas de tu supermercado que, aunque el efecto no será el mismo que el de la lejía, con un par de repasos tu prenda quedará como nueva. En caso de que quieras optar por un remedio casero de limpieza doméstica te recomendamos que pongas a calentar agua a la máxima temperatura admitida por la prenda, a este agua le añades tres cucharadas soperas de percarbonato y medio zumo de limón y finalmente introduces la prenda en dicha olla, ayudándote de un soporte para no quemarte al introducir la prenda en agua hirviendo. Verás que se comenzará a producir espuma, tienes que mantener la prenda sumergida hasta que la espuma desaparezca y el agua se enfríe. Finalmente introduces la prenda en la lavadora y la lavas de manera común, con la diferencia de que tendrás que introducir una cucharada de percarbonato al detergente. Finalmente tiendes la ropa al sol y verás como esa condenada mancha habrá desaparecido.

La manera más clásica de limpieza doméstica que también surge efectiva es una vez llegar a casa, poner la prenda con la mancha en acción de remojo por la noche. Colocas la prenda en un recipiente con agua fría con un poco de detergente de lavadora disuelto, insertas un poco de detergente directamente sobre la mancha y frotas con los dedos para que el detergente pueda penetrar en el tejido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s