La limpieza de todo nuestro domicilio es muy importante, y por eso debemos prestar atención incluso a las estancias más pequeñas como puede ser nuestro baño. Es importante establecer una rutina en la que dediquemos un tiempo determinado a realizar la limpieza de cada una de las estancias de nuestro hogar. De esta forma, nos aseguraremos de que se mantengan siempre en perfectas condiciones y relucientes. Por este motivo, en el nuevo artículo de hoy, veremos cómo debe ser la limpieza del baño de nuestro domicilio.

Debemos tener en cuenta que, esta estancia y la cocina son las que más gérmenes y bacterias pueden acumular. Esto es debido a que las zonas húmedas son los lugares perfectos para la formación de todo tipo de gérmenes. Para evitarlo, es muy importante concienciarnos y limpiar la estancia, como mínimo, dos veces por semana.

Pasos para limpiar todo el baño

Normalmente, los sanitarios que se encuentran en los baños actuales son de esmalte blanco, este material facilita mucho su limpieza, ya que es una superficie no porosa que hace que la suciedad se quede en la superficie sin llegar a penetrar en el sanitario. Sin embargo, cabe destacar que con el paso de los años este material se puede volver amarillo y es casi imposible que este color desaparezca. Para evitarlo, es necesario limpiarlo varias veces por semana, dejando actual los productos y eliminando por completo toda la suciedad.

Otro elemento que puede afectar mucho a la limpieza del baño de nuestro domicilio es la cal, ya que puede afectar a los grifos y alcachofa de la ducha. Para eliminar esta suciedad, debemos usar una mezcla de agua caliente y vinagre o, directamente un producto antical, tras dejarlo actual durante unas horas, debemos eliminar todo el producto y descubriremos como todos los elementos de nuestro baño quedan relucientes.

Antes de limpiar el propio espejo, es necesario limpiar el marco, ya que las salpicaduras pueden manchar el cristal en el momento de realizar su limpieza. Al igual que en el caso anterior, una mezcla de vinagre y agua puede ser la mejor opción para eliminar toda la suciedad que pueda haber en su superficie. Es muy importante utilizar un trapo que no suelte pelusa, de esta forma, nos aseguramos de que queda en perfectas condiciones.

Finalmente, utilizando la mezcla nombrada anteriormente, también podemos realizar la limpieza de las baldosas de nuestro domicilio. Debemos frotar con esta mezcla y, tras unos minutos, enjuagar y secar por completo. También podemos usar amoniaco o productos de limpieza más específicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s