Bienvenido un día más al blog de Netipunt, tu empresa especializada en todo tipo de limpieza a domicilio. En la nueva entrada de hoy hablaremos sobre cómo debemos realizar la limpieza de las distintas piezas de acero inoxidable que podemos encontrar en varias estancias de nuestro hogar.

Desde hace unos años, el acero inoxidable se ha convertido en uno de los materiales más utilizados en todo tipo de hogares, esto es debido a que es un material que ofrece infinidad de prestaciones que nos hacen la vida mucho más sencilla. Para que este tipo de piezas se mantengan en perfecto estado durante muchos años, es necesario que realicemos un buen mantenimiento y limpieza de todos los elementos de nuestro hogar.

Aunque existen muchos productos de limpieza que están específicamente diseñados para realizar este tipo de limpieza de nuestro hogar, hoy hablaremos sobre algunos trucos que podemos seguir a la hora de dejar relucientes todos los accesorios de acero inoxidable de nuestro hogar.

Consejos de limpieza

Aunque este material se llama acero inoxidable, lo cierto es que no es totalmente inmune a la corrosión, su nombre solo identifica que si se oxida, este problema se quedaría en la superficie y no pasaría a las capas más internas del material. De esta forma, debemos tratarlo de una forma más cuidada y siempre secándolo al final de cada limpieza.

Para empezar a limpiar este tipo de elementos de nuestro hogar, lo primero que debemos hacer es coger un paño o trapo suave, es muy importante que revisemos que este material de limpieza no tenga ninguna pieza o suciedad que pueda dañar el acero inoxidable que vamos a limpiar.

Uno de los trucos más tradicionales, pero a la vez más eficaces, es utilizar polvo de ceniza para frotar toda la superficie del acero inoxidable. Aunque no lo parezca, este procedimiento nos puede ayudar a realizar una limpieza total y profunda de todos los elementos de acero inoxidable de nuestro hogar.

Con tal de lograr un resultado todavía más deslumbrante, es necesario mezclar la ceniza con un poco de aceite. Con tal de retirar toda la ceniza y dar un brillo espectacular al acero inoxidable, podemos utilizar otro trapo humedecido en alcohol. Como alternativa algo más natural, el zumo de limón es un excelente abrillantador para cualquier elemento de acero inoxidable que podamos limpiar en nuestro hogar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s